Aguas oscuras

Crítica Aguas oscuras

Análisis

Mark Ruffalo produce y protagoniza un film de Todd Haynes, donde un caso real de delito contra la salud pública se convierte en una trama sólida de triunfo de la deontología y del humanismo.


Todd Haynes se aleja de lo que ha hecho hasta ahora (en una muy variada carrera, en cuanto a tramas y géneros) y apuesta por un relato de David contra Goliat. Y es que Aguas oscuras es un drama judicial sobre la prolongadísima investigación de un grave caso real de vertidos tóxicos. Se trata de una de esas historias protagonizadas por ciudadanos de a pie, afectados por un capitalismo sin moral, que buscan ayuda desesperadamente cuando la protección que la ley y el sistema público debería otorgarles está ausente.

En este sentido, en muchos aspectos, la estructura es antagónica en cuanto a los pasajes de pesquisas donde el pequeño debe ganar al gigante: los papeles y archivos inacabables, las visitas a los desamparados clientes del ámbito rural, los tiras y aflojas en la familia por la dedicación que eso supone, la mofa o el descrédito de los compañeros abogados…

Sin embargo, al mismo tiempo, el buen hacer de un guionista (experto en libretos con contenido socio-político) como Carnahan y su novel compañero Correa ofrece algunas novedades; especialmente en ese ritmo sereno, casi a golpe de años y décadas impuesto por un caso como el Tennant-DuPont.

Ambos escritores parten del artículo de Nathaniel Rich para The New York Times Magazine en 2016 y, no obstante, junto a la dirección de Haynes y la fotografía de su habitual Edward Lachman consiguen brindar una ficción rica en matices visuales sin abandonar la fidelidad a la mayoría de los hechos.

Por eso, a esa luz cálida y, al mismo tiempo, decadente, se une una velocidad narrativa nada vertiginosa. No obstante, eso no es un problema de interés porque el espectador se verá inmerso en el argumento (complejo aunque se hace entender) por una también lánguida pero eficaz interpretación del elenco y, sobre todo, por lo vertiginoso de la realidad y del calibre del engaño y delito contra la salud pública.

Al hilo de esto, es bueno recordar, que Aguas oscuras no presenta ninguna ambigüedad moral y apuesta por la conciencia, el riesgo ético y la bondad. Esas rosas y espinas que se encuentran siempre en el camino de toda profesión cuando se apuesta por la responsabilidad social.

Firma: Lourdes Domingo

ficha técnica

Director: Todd Haynes

Guionistas: Mario Correa, Matthew Michael Carnahan

Intérpretes: Anne Hathaway, Bill Camp, Bill Pullman, Louisa Krause, Mark Ruffalo, Tim Robbins, Victor Graver, William Jackson Harper

Género: Drama, Histórico

País: EE.UU.

Fecha estreno: 24/01/2020

Lenguaje: Coloquial

Público

+12 años

Valoración

Contenido

Humor

Acción

Violencia

Sexo

Robert es un abogado de Cincinnati, especializado en defender a grandes corporaciones, que acaba de ser nombrado socio de su bufete. Pero de repente, unos granjeros de West Virginia le piden ayuda para un caso grave de contaminación ambiental en su zona.

Título original: Dark water

País: EE.UU.

Duración: 126'

Fecha producción: 2019

Distribuidora: Enterteinement One

Color: Color

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Twittear
Pin
Compartir
A %d blogueros les gusta esto: